Destinos en el Alto Río Fonce

Logo-Ruta-del-Roble

Conoce más sobre los destinos de la Ruta del Roble

CHARALÁ

Patrimonio Histórico y Cultural de Colombia

Charalá, patrimonio histórico de Colombia y de su Biodiversidad, es el municipio de Santander donde se han observado el mayor número de especies endémicas de Colombia (Fuente: santander.biodiversidad.co). Se encuentra en un sitio estratégico, en el punto intermedio entre San Gil y Duitama, conectando a Santander y Boyacá. Cuna de la libertad por personajes como José Antonio Galán, José Blas Acevedo y Gómez y la crucial Batalla de Pienta. La riqueza de cultura y paisajes se da por sus notables recursos hídricos, que nacen en el Páramo Guantiva – La Rusia y forman en cercanía del casco urbano el Río Fonce un trayecto desde los 4000 m.s.n.m. hasta los 1250 m.s.n.m.

El principal patrimonio vivo es el tejido de algodón que se produce en manos de las maestras artesanas de Corpolienzo y su Museo del Algodón y del Lienzo de la Tierra, labor que recupera el tejido guane y ha ganado un gran reconocimiento por la calidad de sus diseños textiles.

VIROLÍN, CHARALÁ

Orquídeas, aguas rojas y roble negro

Un mágico lugar que permite viajar a paisajes prehistóricos de aguacos (Cyathea Multiflora) y ríos de aguas rojas teñidos por los taninos de los robles blancos (Quercus Humboldtii) y robles negros (Trigonobalanus Excelsa). Virolín fue un lugar deforestado a finales del siglo XX y seguidamente dejado en el olvido, ahora ha ido recuperando sus bosques y reverdece con el trabajo comunitario. Viajar a Virolín te permitirá encontrar un espacio de relajación, contemplación en un clima tibio acompañado por tardes de lluvias y tormentas eléctricas, ideales para la meditación. No estaría completa la visita sin conocer los orquidearios que agrupan más de 100 especies.

ENCINO

Tierra productiva, reserva biológica y granja experimental

El municipio de Encino, Santander cuenta con un gran porcentaje de bosques alto andinos y páramos en buen estado de conservación y aunque sus actividades son principalmente agropecuarias, se han venido desarrollando notables proyectos de conservación. En este municipio se encuentra la Reserva Biológica Cachalú de la Fundación Natura y también la Finca Experimental Casa de Teja, una experiencia de turismo rural (agroturismo) donde toda la familia podrá disfrutar del campo, mientras aprende en compañía de majestuosos paisajes.

El municipio de Encino, Santander cuenta con un gran porcentaje de bosques alto andinos y páramos en buen estado de conservación y aunque sus actividades son principalmente agropecuarias, se han venido desarrollando notables proyectos de conservación. En este municipio se encuentra la Reserva Biológica Cachalú de la Fundación Natura y también la Finca Experimental Casa de Teja, una experiencia de turismo rural (agroturismo) donde toda la familia podrá disfrutar del campo, mientras aprende en compañía de majestuosos paisajes.

EL TALADRO, GÁMBITA

Artesanos guardianes del oso andino

Se podría decir que esta zona remota queda de espaldas al municipio de Gámbita, pero esta ubicación ha sido clave para convertirse en un gran refugio para los ecosistemas de bosques andinos, alto andinos y páramo, por donde transita el oso de anteojos (Tremarctos Ornatus) y especies asociadas como pumas, tigrillos, venados y la especie de colibrí endémica Inca Negro (Coeligena prunellei). Acá las comunidades locales han decidido detener la deforestación y proteger los bosques de roble blanco (Quercus Humbodtii), cultivando alimentos limpios u orgánicos y elaborando artesanías mediante un aprovechamiento sustentable de los bosques.

AVENDAÑOS, DUITAMA

Las comunidades del páramo y la agroecología por la conservación

A los 3400 m.s.n.m. la vida no es nada fácil, pero el trabajo en comunidad junto a majestuosos paisajes la hacen llevadera y le dan un sentido trascendental. Comunidades que trabajamos de la mano con Parques Nacionales de Colombia buscando estrategias para conservar y restaurar el páramo que provee de agua a una gran población del sur de Santander y que es fundamental para los ecosistemas que se nutren de sus cauces.

El turista puede disfrutar del goce que brindan estos parajes, tomando agua de panela o chocolate con un exquisito queso preparado en la planta de Avendaños o preparado artesanalmente en alguna de las posadas rurales, una experiencia deliciosa e inigualable, con la calidez familiar que se encuentra en todas las posadas rurales agrosolidarias de la Ruta del Roble.

CINCELADA, COROMORO

Café, panela y cascadas

Cincelada es tierra de personajes históricos que imprimieron la huella del espíritu santandereano. Actualmente su carácter se nota en los campesinos que producen café, plátano, yuca y caña esta última usada para la elaboración de la panela, producto destacado de la región. Cuenta con una gran riqueza hídrica y forestal. Una visita a Cincelada en la Ruta del Roble, te permitirá conocer las fincas cafeteras del Alto Río Fonce, los trapiches artesanales, cascadas con pozos de aguas rojas y trucheros que permiten la piscicultura sostenible que evita la contaminación de los ríos.

¡Visítanos!

Venir a la Ruta del Roble aporta a la conservación comunitaria de nuestros ecosistemas